No sin los 100 muertos

Cien muertos, o de las consecuencias creativas de la crisis y de cómo la ausencia de un trabajo te lleva a otro, es un proyecto de Tono Areán realizado desde julio de 2012 a agosto de 2014. 100 muertos, consistente en cien retratos de personas ya fallecidas, fue una exposición mostrada ante amigos en un estudio de Madrid. Se acompañó de un libro y un vídeo que recogen esos cien retratos. Lo que aquí os mostramos es la introducción del libro y el vídeo, este último realizado por Rocío Areán.

 

 

Introducción

Por Tono Areán

El último día de julio de 2012 empecé a dibujar a carboncillo (una técnica olvidada desde los primeros cursos en la escuela de arquitectura) sobre un cuaderno tamaño DINA3 de cien hojas. La verdad es que la ausencia de trabajo en el estudio me empujaba a empezar, sin saberlo, otro trabajo. Lo primero que hice fueron retratos, rostros. Elegía un personaje que por algún motivo estuviera entre mis intereses en ese momento y trataba de no tardar mucho en cada dibujo. Cuando llevaba unos cuantos me di cuenta de que los seleccionados estaban muertos, y a partir de ese momento ésa fue la única condición que puse al proyecto. Hasta que no llevé la mitad del cuaderno lleno, no me planteé acabarlo, pero teniendo más de cincuenta me dije: hay que llegar hasta el final. Hasta las postrimerías del verano de 2014 no acabé el cuaderno: dos años largos. El ritmo de realización de los retratos (por otra parte bastante torpes) fue poco regular, días o semanas de intenso trabajo a los que seguían meses sin dibujar. Lo que era más constante era la elección de los “muertos”: a veces se me acumulaban diez o doce a la espera. He seguido un orden temporal más o menos riguroso de la selección al dibujo y el azar ha sido determinante en la elección de los personajes: muchos se han quedado fuera por olvido, casualidad, pereza o simplemente por no encontrar rápidamente una imagen que considerara adecuada.

 

VÍDEO

Por Rocío Areán

 

Artículos relacionados