Por qué traducimos

En el epitafio escrito por el poeta vasco Gabriel Aresti, éste lanzaba una invitación para el sueño eterno de su amigo, el poeta y fundador de las Juventudes Socialistas, Tomás Meabe: “Cierra los ojos y duerme, Meabe, pestaña contra pestaña, no es español quien no sabe, Meabe, las cuatro lenguas de España”.

Aún sabiendo lo difícil de la tarea, al crear la revista que tenéis delante nos propusimos ofrecer nuestros textos en las cuatro lenguas del Estado español: galego, català, euskera y castellano. Y aunque nos sobran las ganas, la búsqueda de traductores que iniciamos en su momento ha dado frutos pero se nos ha quedado corta ante el volumen de información que pretendemos publicar.

Continuamos con la firme intención de publicar todo el material en las cuatro lenguas, quizá no al mismo tiempo, quizá con muchas semanas de retraso, pero siempre con el objetivo de poder llevar a cada lector un texto en el idioma con el que más cómodo se sienta, a través del cual pueda sentir sin perder la esencia que le otorga la lengua en que es escrito.

Para ello, seguiremos en la infatigable búsqueda de amigos, apasionados del lenguaje o aficionados a la lectura que quieran echar una mano a esta publicación. Además, esperamos que algún lector desorientado, de esos que aún no forman nuestro círculo más cercano, se envalentone y nos pida un texto para traducirlo a su lengua.

Esperamos seguir creando vínculos, con conocidos y desconocidos, que deseen enfocar sus fuerzas en “hacer”, en “llevar a cabo”. Para Istmos será un tremendo placer recibir a quienes nos ayuden a valorar, tanto como se merece, la pluralidad que lucha por hacerse ver en este Estado tan desigual.