Publicaciones por autor

Qué nombre tan feo para un barrio tan especial. Un barrio tan barrio en un distrito tan pijo. Distrito Salamanca. Con su nombre de Marqués, su Lista, su Goya… y su Guindalera. Quizá sea por eso que los vecinos de este barrio madrileño nunca se han sentido parte de la alta alcurnia. O al menos la mayoría de ellos, porque en los tiempos que vivimos el postureo está de moda y ser del barrio Salamanca da caché. En un cuadrado delimitado por la avenida de América, Francisco Silvela, la calle Alcalá y la M-30 se encuentran representadas las dos caras de la sociedad española. Quienes presumen de ser de Salamanca, a sabiendas de que su piso en la calle Cartagena poco o nada tiene que ver con uno en Serrano, y los que prefieren haber tenido por vecino a Joselito en lugar de a la infanta Elena. Quienes compran en las grandes cadenas de supermercados o quienes lo hacen en la Tienda de la Esquina, con mayúsculas, porque aunque seguro que tiene un nombre, todos los vecinos la conocen así.