Publicaciones por autor

Si os paseáis por cualquier navegador y en el apartado imágenes tecleáis MIMOSA, flipareis. Dejaros llevar; dejad la mente en blanco y las emociones en modo atención. MIMOSA. De tanto en tanto cerrar los ojos y repetid, como si fuera el nombre de una mujer nabokoviana pero sonoramente labiopalatal: MI MO SA. Y, de nuevo, abridlos. Dadle al enter. Imagen a imagen. Ampliad la pantalla, acercaros a ella y dejad que os penetre la luz. Buscad otra y otra más, a cual más bella, más inmensa, más dulce, más abierta.