Publicaciones por autor

Un día llegará que no estaremos, y eso será una buena noticia. Hay señales que lo anuncian, avisos del apocalipsis que se recrean en el carácter funerario del evento. Pero no teman, ya verán qué liberación dejar atrás estas formas imperfectas de vida. Todavía no ha llegado el momento de decir adiós, aunque basta encender la televisión para encontrarse con una jauría de zombis que nos lo recuerda. O abrir la nevera y comerse un tomate que sabe a corcho mezclado con agua del grifo. Para algunos el final ya está en marcha, y que un tomate no sepa a tomate es un indicador incontestable de que el mundo, con nosotros dentro, se va a la mierda. Mientras tanto, mientras llega el desenlace, vivimos tiempos agónicos a la espera de que algo suceda y cambie el curso de la Historia con mayúsculas, y también, ya que estamos, el rumbo de nuestras minúsculas vidas.